Principios Institucionales

 

 

 

Nuestros pilares del conocimiento en la realización del proceso enseñanza-aprendizaje

Planeación permanente: como parte importante de la labor educativa, cuyo fin es adaptarse a los cambios de acuerdo al contexto interno y externo que rodea al estudiante.

Innovación: para mejorar los procesos de formación de la persona fundamentado en las necesidades que surjan.

Flexibilidad: Para que el proceso educativo no sea vertical, que coadyuve a procesos circulares y adapte a las vicisitudes del medio.

Coherencia: para que los criterios, planeaciones, nuevas técnicas e ideas vayan de la mano con la filosofía, objetivos institucionales y problemática social

Evaluación: para orientar las decisiones de manera precisa y oportuna Clima institucional: para que el quehacer educativo se desarrolle en clima de armonía, organización y aceptación de individualidades.

Desarrollo del saber: que el estudiante construya sus propias conceptualizaciones y trascienda.

Diversidad: para que sea posible la igualdad educativa con rechazo a las clasificaciones y exclusiones, logrando una institución plural, libre y compensadora de desigualdades.